sábado, 1 de mayo de 2010

La puerta que nadie quisiera abrir

Las imágenes de las horas previas estallaron en sus mentes justo en el momento en que la puerta se abría.
Nadie podía negar que esa noche ella era la mujer más hermosa del mundo. El brillo del vestido blanco se confundía con el de su piel cubierta de sudor y su cabello se veía más rubio por el bronceado intenso.
El no podía dejar de tocarse el anillo. Lo habían logrado. Un cura los había declarado marido y mujer. Y a partir de ese momento estarían juntos, en las buenas y en las malas, en la salud y en la enfermedad, hasta que la muerte los separase. La había conocido ocho años antes de forma casual. Y desde el primer instante supo que tendría con ella toda una vida.
El champagne, el vals, la torta, las fotos, los amigos, la familia, los viajes, la luna de miel, la casa recién pintada, todo pasó por sus mentes justo cuando el novio abrió la puerta del baño y la encontró adelantándose a la noche de bodas con su mejor amigo.
Dicen que él no ha dejado de nombrarla. Dicen que ella, tuvo su segunda fiesta.

15 comentarios:

Katy dijo...

Un poco cruel me parece. Pero todo puede ocurrir y no sería la primera vez.
Besos Gabriela y buen finde

Historias de Mujeres dijo...

Katy, en verdad es tan cruel como real. Más aún cuando estás cosas suceden en pueblo chico.
Saludos y feliz día del trabajador.
Gabriela.

Pluma Roja dijo...

Un relato muy bueno, lo dejo como un documento literario. Me encantó.

Saludos cordiales,

Aída

Historias de Mujeres dijo...

Aída: muchas gracias. Te deseo un lindo fin de semana.
Gabriela

Gabriela Maiorano dijo...

Hola Gaby!! Muy bueno amiga, con un final sorpresivo, especialmente para el pobre novio. Estos cuentos cortos me encantan, encierran en pocas palabras toda una vida y muestran una relaidad.
Feliz Día del trabajador!!
Besossssssss

Historias de Mujeres dijo...

Gabriela: muchas gracias por tus palabras. A veces hasta yo me sorprendo al escribir historias cortas. Es que siempre me dediqué a las entrevistas largas :)
Y el tema fuerte de la etrada es que la historia es totalmente verídica.
Un saludo enorme.
GM

Mercedes dijo...

Muy triste que una historia que tanto prometía terminara de una forma tan trágica... Es estremecedor.
Un abrazo.

Cassiopeia dijo...

Son muchas las puertas que nadie quisiera abrir.
Un abrazote de puertas abiertas!

La Dama Pálida dijo...

Me gustan tus relatos.
Son prfundos y certeros.
Pasaré seguido. Ha sido un placer conocer este espacio.

Historias de Mujeres dijo...

Mercedes lo que decís es tan real como la historia. Te mando un gran saludo.
GM

Historias de Mujeres dijo...

Cassiopeia gracias por pasar y por el abrazo. Volvé cuando quieras las puertas están abiertas :)
GM

Historias de Mujeres dijo...

La Dama Pálida un placer que pases por Historias. Bienvenida y gracias por tu comentario.
GM

Abuela Ciber dijo...

Estupendo, logras el efecto que esperabas!!!

Cariños

Walden dijo...

Difícil de superar el recuerdo y el estigma posterior en ese contexto, ¿no, Gabriela?
Algunas cosas no tienen enmienda.

Un beso.

Historias de Mujeres dijo...

Walden: así es. Esta es una historia que deja un largo camino por andar.
Gracias por pasar. Saludos.
GM